abril 9, 2020

Cordales con controles de volumen y tono

Llevo bastantes años instalando controles de volumen y tono en mis cordales, pero los últimos (abril de 2020) tienen mejoras importantes. Hasta ahora usaba los típicos potenciómetros de ruedecilla que tanto se ven en las archtops, generalmente bajo el golpeador:

La puesta a tierra de las cuerdas se hacía de manera fiable, sin necesidad de piezas grandes de metal, como se puede ver.

La nueva versión, abajo, tiene diferentes potenciómetros y puesta a tierra de las cuerdas.

Estos son los componentes de los controles: dos potenciómetros, dos ruedecillas y dos piezas que adaptan los potenciómetros a las cavidades en el cordal. Esas piezas están hechas de fibra de vidrio FR4, y son muy fuertes y duraderas. También hay un pequeño circuito impreso que organiza las conexiones limpiamente.

La zona elevada que contiene los potenciómetros es un poco más gruesa, aunque no mucho. Este cordal es exclusivo de los modelos Berlín II, y su diseño con puntas hace juego con el golpeador y el cutaway de esos modelos, de manera que era forzoso conservar el aspecto a pesar de las diferencias internas. Tengo otros cordales con diferentes formas para otros modelos, y tendré que implementar estas mejoras también para ellos.

La puesta a tierra se hace con unas piezas de latón que se unen al ébano con epoxi:

Los nuevos potenciómetros se sienten mucho más suaves, si bien la mayor diferencia está en su interior: una vida rotacional de 100.000 ciclos en lugar de los 15.000 ciclos de los antiguos ¡Eso es una mejora!

El circuito tiene componentes SMD. Tiene un circuito de Treble Bleed. Los condensadores tienen dieléctrico C0G, para evitar efectos piezoeléctricos.

Una vista del cordal en crudo, antes de instalar los componentes: