julio 22, 2018

Berlín II

A finales de 2015 presenté una guitarra de un nuevo modelo en el Holy Grail Guitar Show. Como suelo hacer, le dí el nombre de la ciudad donde se celebraba, Berlín. Era una guitarra de construcción muy particular, con tapa y fondo dobles, es decir, con núcleos de panal de abeja Nómex. Casi tres años después decidí construir un nuevo modelo derivado de aquel, aunque sin la complicación de la construcción doble, que limita la afinación y el ajuste final del grosor de las tablas.

El nuevo modelo tendría básicamente la misma forma que el anterior, y también compartirían una serie de características adicionales: un mástil idéntico, con la misma unión a la caja y sin tacón, un cutaway en punta, un diapasón encolado a la tapa (es decir, sin la extensión sobre ella, que es lo más común en las archtops) y una pastilla humbucker de tamaño y montaje convencional. Sin embargo, decidí una serie de cambios profundos:

  • Tapa y fondo de construcción convencional, tallados al límite para sacar todo el tono acústico posible de una caja muy pequeña (15 pulgadas de anchura en el aro inferior y 62 mm de grosor en el borde).
  • Una única boca. La segunda, en el aro del cutaway, era una fuente de problemas y realmente no añadía mucho al tono ni a la proyección de la guitarra. Como consecuencia, diseñé un esquema de varetas adaptado a una sola boca. Tengo que admitir que este nuevo esquema no cambia el antiguo, porque ¡la Berlín original ni siquiera llevaba varetas!
  • Una tapa de nuevo diseño, con mucho menos arqueo, para lograr un ángulo más llano en el puente. Al contrario que la anterior Berlín, esta otra es una guitarra de bajo stress. Para el fondo mantuve el mismo arqueo que en la anterior.
  • Un micrófono de condensador AKG C411PP, con su salida por un conector XLR macho de tamaño estándar al lado del jack habitual.
  • Una pastilla del Tipo 191. Dudé si debería instalar una pastilla tan pesada en una guitarra tan sumamente ligera, pero no vi con qué otra conseguiría el tono tan especial del Tipo 191. Una tapa ligera y resonante sobre la que se instala una monstruosidad como esa debe ser tallada muy cuidadosamente para que el tono acústico siga siendo potente y rico en tonos graves. A la vista de los resultados, he de decir que esa pastilla viva en esa tapa también viva son dos de los objetivos cumplidos de mi vida profesional.
  • Un cordal y un golpeador de nuevo diseño, con puntas, para que todas las piezas estén más en armonía con el cutaway puntiagudo. El cordal sigue teniendo los controles de los pickups magnéticos (volumen y tono) integrados y un circuito diminuto (SMD) de treble bleed, que he aprendido a apreciar últimamente. Además, diseñé para ella lo que llamo (de puertas adentro) marcolpeador, una pieza que combina el marco de la pastilla y el golpeador. Desde fuera, el marco y el golpeador tienen el aspecto habitual de dos piezas de ébano separadas, pero internamente hay mucha más complejidad. Así, existe una tercera pieza de ébano, invisible, que se adapta a la tapa arqueada por debajo del marco. Las tres piezas de ébano están construidas alrededor de un núcleo de fibra de vidrio FR4 que aporta la robustez que el ébano no puede dar en ese grosor por sí solo.
  • Un puente de diseño de Doble Cuña, basado en el que ya hice para una guitarra anterior. Creo que el tono de esta guitarra tan particular se beneficia de sus características, y seguiré usándolo en el futuro tanto en este como en otros modelos.
  • Un mástil con refuerzos de fibra de carbono en la zona de la cejuela. De esta manera puedo seguir usando almas tradicionales, con su acceso que necesita eliminar más madera de la pala ¿Y por qué quiero seguir usando almas tradicionales? Bueno, estas comprimen la madera longitudinalmente en la parte trasera del mástil. Las almas dobles limitan la compresión longitudinal a una de sus varillas, y solo doblan el mástil mediante presión lateral. En mi experiencia,un mástil comprimido longitudinalmente es fundamental en el tono de la guitarra.

Revisando esta lista de cosas, tengo que mencionar la diferencia entre mi aproximación a la fabricación de guitarras y la de las grandes fábricas. Yo no compro mis cordales, y hacerlos me lleva muchas horas, más de las que estoy dispuesto a admitir. Qué fácil es comprar uno y recibirlo en el buzón. En cuanto al puente, cuántos dolores de cabeza me ahorraría hacerlos como siempre, incluso comprarlos ya hechos, en vez de pasar tantas horas materializando una nueva idea, por no hablar del tiempo que lleva hacer algo tan complejo en madera, las horas de ajustes finísimos, los prototipos descartados… ¿Y el marcolpeador? Yo no sé si hay alguien haciendo algo así, pero lo veo necesario y lógico. No me importa que, en lugar de instalar dos piezas disponibles comercialmente, pase muchas horas haciéndolo, con el único objetivo de que sea más robusto que cualquier otra cosa y que, sin embargo, sea indistinguible de un fragilísimo conjunto de marco y golpeador de ébano macizos. En cuanto a la pastilla, qué fácil sería poner una de alguna marca de boutique. O hacerla yo mismo, pero comprando las carcasas, los chasis, las bobinas para llegar a un clon de quién sabe qué… En definitiva, todo en esta guitarra habla de mi filosofía como constructor de guitarras. Su tono impresionante, tanto acústico como eléctrico, es solo la punta del iceberg de todo el trabajo, experiencia y, al fin y al cabo, amor que he puesto en ella. Con razón creo que representa la culminación de mi trabajo como guitarrero y la mejor noticia para ti es que, seguramente, está a tu alcance.

Como todas las guitarras que aparecen aquí, esto es solo un ejemplo. Si quieres algo parecido y no es exactamente lo que ves, ten en cuenta que puedes cambiar mil cosas, muchas de ellas sin coste adicional. Mándame un email y hablamos.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!